Recuerdo de boda: 100 broches diferentes

100 broches para M+M
Dejar un buen sabor de boca y acertar con el recuerdo de boda, sorprender a los invitados, es un detalle más para el éxito de una boda.

En el caso de la boda de M+M, los novios quisieron alejarse del regalo clásico y optar por el trabajo artesanal, un valor añadido presente en múltiples aspectos de esta boda diseñada con mimo.
Así, el recuerdo de boda para las chicas consistió en 100 broches bordados a mano, todos todos diferentes.

Montaje con parte de los broches artesanales
La novia escogió varios motivos de su gusto, que fueron estampados en raso y enmarcados con puntillas y pasamanería bordada, y rematados con un abalorio a juego; todas las piezas están enteramente cosidas a mano, sin elementos pegados (nuestras merceras de cabecera, Mercería Cascabel, nos ayudaron a encontrar los mejores materiales de calidad y conseguir no repetir ni un solo modelo, estupendo!).

Para terminar, diseñamos unos tarjetones a juego con toda la cartelería de la boda y estuchamos el conjunto en unas bolsas con un toque cottage, rústicas, en papel kraft y blonda blanca (por supuesto, con etiquetas a juego).

Estuchando los broches
Y preparamos las bolsas en unas cajas de fruta recicladas y decoradas para la ocasión, a lo que añadimos unos botecitos con arpillera e hilo pulido y unos toppers para poder formalizar un corner expositivo con el conjunto.
Elementos para el corner
Un gran trabajo en horas y esfuerzo pero pensamos que el resultado valió la pena.
Qué os parece?

You May Also Like

0 comentarios